La vida mariana se expresa en oración confiada, en entusiasta alabanza y diligente imitación, esta nos conduce a la más genuina devoción a la Virgen Santísima, expresada por el humilde signo del Escapulario, es la consagración a su corazón Inmaculado.

De este modo, en el corazón se realiza una creciente comunión y familiaridad con María, “como nueva manera de vivir para Dios y de continuar aquí en la tierra el amor del Hijo Jesús a su Madre María”.
(Juan Pablo II)

HISTORIA DE LA ORDEN   EL ESCAPULARIO DEL CARMEN
ESPIRITUALIDAD MARIANA DE LA ORDEN RITO DE IMPOSICIÓN DEL ESCAPULARIO

[Regresar a Virgen María del Carmelo]

SANTUARIO ARQUIDIOCESANO DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN
Jr. Junín 1100 · Barrios Altos Tlf. 328-1805 · E-Mail: monasteriodelcarmen@speedy.com.pe